Geografía de un cambio político: soberanismo y constitucionalismo en Navarra

Leave a comment
Atlas

Hace un año analizaba por qué Navarra había desarrollado desde 1979 un sistema político segmentado, en el que los bloques de partidos alineados en torno al eje soberanismo-constitucionalismo se habían mantenido estables hasta que en 2007 algo empezó a cambiar.

En un primer intento de visualizar geográficamente esa evolución, me centré en destacar el claro eje norte sur del voto a partidos soberanistas y constitucionalistas, y a mostrar cómo la frontera entre los dos sistemas de partidos segmentados había ido bajando hacia el sur progresivamente durante las dos últimas décadas.

Para matizar esa evolución y entender mejor la dinámica temporal he ensayado otra forma de visualización, representando en un mismo cartograma la diferencia de voto a partidos soberanistas y constitucionalistas entre 1979 y 2015 utilizando la división de subregiones de la zonificación Navarra 2000. Cada cuadro corresponde a una subregión y el gráfico de barras representa la diferencia entre la suma de voto (en porcentaje sobre votos válidos) a ambos bloques de partidos en todos los municipios de la subregión en todas las elecciones autonómicas celebradas durante la democracia. Si la barra supera el eje del 0, hay una mayoría de voto a partidos constitucionalistas, si baja de 0 es que la suma del voto a los partidos soberanistas es mayor. Aunque ninguna agregación es perfecta y hay una gran diferencia de población entre subregiones, esta forma de visualizar los datos tiene dos ventajas sobre los clásicos mapas de coropletas: por un lado, se corrigen en gran parte las distorsiones geográficas (el mapa que acompaña al gráfico es un apoyo para identificar las subregiones); por otro, permite introducir el eje temporal, visualizando en un mismo mapa los resultados de diez elecciones.

La metodología de clasificación de partidos en los dos bloques ha seguido un criterio programático. He considerado partidos consitucionalistas aquellos que defienden en sus programas la organización territorial recogida en la Constitución de 1978: un estado unitario y autonómico, sin reconocimiento del derecho de autodeterminación de ningún territorio. He clasificado como partidos soberanistas aquellos que abogan por una superación del marco constitucional y la autodeterminación de Navarra y que basan sus programas en la existencia de una soberanía navarra o euskalduna alternativa a la española. Hay partidos que han quedado fuera de la clasificación y que por tanto no cuentan para el cómputo de la diferencia entre ambos bloques, principalmente por dos motivos: bien porque no tienen una posición programática clara respecto a la cuestión territorial o porque ésta no es un eje principal de su agenda política (por ejemplo, PACMA); bien porque son partidos que están en los márgenes del pacto constitucional pero que no se pueden considerar soberanistas (PCE-IU). Se podría debatir que Podemos encajaría en el bloque soberanista por defender el derecho a decidir de los territorios en un nuevo proceso constituyente, pero no sustancia esa posición en la defensa de una soberanía distintiva. Sobre algunos partidos pequeños y que sólo tuvieron relevancia en una o dos elecciones apenas he podido acceder a datos programáticos por lo que su clasificación fuera de los bloques es más prudente que informada (Partido Agrícola y Ganadero, Independientes de Navarra). En todo caso, su impacto en los datos generales es mínimo.

Otra advertencia previa a comentar las conclusiones del mapa. La visualización recoge el voto a partidos constitucionalistas y soberanistas, no la distribución geográfica de los votantes según sus posiciones personales en torno al eje territorial. Un porcentaje importante de los votantes de algunos partidos soberanistas no se consideran como tal y defienden el marco constitucional actual (por ejemplo, más de la mitad de los votantes de Geroa Bai, según el CIS). Pero como los datos de encuestas de opinión no permiten estas posibilidades de geolocalización, los datos de voto por municipio dan una oportunidad de aproximarse al tema con cierta precisión.

El análisis del mapa de la evolución territorial del voto a partidos soberanistas y constitucionalistas entre 1979 y 2015 permite añadir varias conclusiones a análisis que hacía el año pasado:

  • Después de las primeras elecciones pre-estatuto de autonomía en 1979, que tienen una dinámica propia y un sistema electoral distinto al resto (por merindades), en 1983 se consolida la división geográfica en segmentos del sistema de partidos, que se mantiene con pocos cambios hasta 2003 (hay que tener en cuenta que 2003 son las únicas elecciones sin la opción electoral de izquierda abertzale radical, por la ilegalización de Herri Batasuna). Durante ese período sólo en tres regiones los partidos soberanistas superan claramente a los constitucionalistas (Cinco Villas, Alto Bidasoa y Norte de Aralar). En el resto el eje constitucionalista supera al soberanista, en porcentajes con amplia variabilidad geográfica: superiores al 75% en el sur, en torno al 50% en la zona media y menos del 20% en las regiones del norte como el Baztán, Ultzamaldea o la Barranca, esta última con diferencias no significativas entre bloques.
  • 2007 marca un punto de inflexión en casi todas las subregiones. La coordinación del voto soberanista en torno a Nafarroa Bai tuvo un impacto notable en el equilibrio entre bloques, no tanto el las regiones que ya tenían mayoría soberanista, como en las regiones de la zona media, en la que la mayoría constitucionalista desciende visiblemente. Este proceso se completa en 2011 en la misma dirección: a la fortaleza electoral de Nafarroa Bai se le suma el nacimiento de Bildu, que añade un nuevo frente electoral que aumenta la diferencia en las regiones tradicionalmente soberanistas e inclina la balanza en el Baztán, Ultzamaldea, la Barranca, Auñamendi e incluso Aoiz.
  • Las últimas elecciones de 2015 consolida el mapa y sobre completa la espectacular reducción de la diferencia entre bloques en regiones que antes tenían en torno al 60-70% a favor de partidos constitucionalistas y ahora están por debajo del 25% en algunos casos. La vuelta de tuerca de 2015 no se debe tanto a cambios en el segmento soberanista del sistema de partidos como a la aparición de Podemos, que saca del eje territorial a un buen número de votantes que antes estaban en el campo constitucionalista (sobre todo en el PSN). También ha influido el debilitamiento electoral de UPN como partido vertebrador del regionalismo navarro. En 2015 por primera vez los partidos soberanistas superaron a los constitucionalistas en los valles del Salazar y el Roncal, y dejaron la ventaja constitucionalista en el 11% en la Cuenca de Pamplona y en el 7% en la zona de Lumbier.

Este mapa evidencia un cambio político de gran magnitud, reflejo de un sistema de partidos segmentado en el que el bloque soberanista ha experimentado en apenas 10 años un crecimiento espectacular debido a dos fenómenos: el reforzamiento de la oferta electoral soberanista, en torno a dos partidos complementarios y con creciente atractivo electoral y poder institucional (Geroa Bai y Bildu); y el debilitamiento del bloque constitucionalista, con la decadencia electoral de UPN, el hundimiento del PSN y la aparición de la alternativa de Podemos por encima del eje territorial. Las elecciones de 2019 serán claves para detectar si el sistema de partidos se ha estabilizado y su evolución geográfica se ha estancado o si por el contrario las dinámicas descritas van a continuar reduciendo las diferencias entre los bloques.

Los datos usados para el gráfico se pueden descargar y reutilizar (con atribución) aquí. El set de datos es una recopilación de los datos electorales disponibles en la web del Instituto de Estadísica de Navarra. Los mapas están hechos con la librería ggplot2 para R, programa gratuito y de código abierto. La edición final del cartograma está hecha con el programa de edición de imagen de código abierto GIMP. Aquí puedes encontrar el código del gráfico base y del mapa de coropletas

ComparteTweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someoneShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *