Las dos Navarras: un sistema de partidos segmentado

Leave a comment
Atlas / Elecciones 2015
Mapa Elecciones 2011, voto soberanista voto constitucionalista, las dos navarras

Navarra tiene un sistema de partidos organizado en dos ejes: ideológico (izquierda-derecha) e identitario (constitucionalismo-soberanismo). Ello ha creado un tipo de competición electoral segmentada que ha formado dos bloques bien diferenciados. En esta entrada estudiamos la evolución del voto a cada bloque, así como la distribución geográfica del voto a los partidos que los forman. También intentamos explicar por qué en los últimos años la diferencia de votos entre partidos constitucionalistas y soberanistas se ha estrechado. ¿Qué consecuencias tiene un sistema de partidos segmentado?

En las democracias liberales la competición política entre partidos tiene lugar primordialmente a lo largo de un solo eje ideológico izquierda-derecha. Sin embargo, en sociedades en las que hay otro tipo de fracturas (étnicas, nacionales o religiosas), se abre un segundo eje de competición política que puede llegar a generar “sistemas de partidos segmentados. En Navarra, además del tradicional eje ideológico, los partidos se autodefinen en función de su opción de organización territorial para la comunidad: mientras que partidos como UPN, el PP o el PSN defienden la integración de Navarra en España según el régimen constitucional del 78; Bildu o Geroa Bai sostienen que Navarra es un ente político con soberanía propia y que por tanto tiene derecho a decidir su futuro constitucional de forma independiente (o como parte de Euskal Herria). Los partidos se autodefinen, y los votantes les identifican en función de ese posicionamiento territorial, como muestra la encuesta pre-electoral del CIS publicada el pasado jueves.

El debate territorial, indisoluble hasta hace unos años del posicionamiento respecto al terrorismo de ETA, recorre los programas de los partidos políticos y ha llegado a ser el centro del debate en casi todas las campañas electorales en Navarra, la de 2015 incluida. En realidad ha habido muy pocos partidos que no han jugado sus opciones políticas en este eje: el único con presencia en todos los parlamentos navarros de la democracia y que sólo se ha definido en el eje izquierda-derecha es Izquierda Unida, que defiende un modelo territorial federal alternativo al régimen del 78 y al soberanismo abertzale. De entre los nuevos partidos, Ciudadanos se enmarca con claridad en el bloque constitucionalista, mientras que Podemos parece querer evitar a toda costa el eje identitario.

La segmentación del sistema de partidos en Navarra presenta varias características que se han mantenido constantes desde los orígenes:

  • Predominio electoral de los partidos constitucionalistas sobre los soberanistas, en una proporción en torno al 70%-20%
  • Ese predominio se ha mantenido estable desde la consolidación del sistema de partidos en 1983, pero a partir de 2003 se observa una clara tendencia hacia el recorte de la diferencia entre bloques
  • La segmentación electoral en Navarra no está distribuida homogéneamente en todo el territorio, sino que dibuja una nítida división norte sur, como veremos en varios mapas
  • Desde el primer Gobierno de Navarra (1984, antes fue Diputación) los partidos se han mantenido fieles a esta división ideológica en sus estrategias de formación de gobierno y en consecuencia, con la excepción del breve tripartito (PSN-CDN-EA) de 1995, no ha habido pactos transversales
  • Esta forma de competición segmentada ha producido un número efectivo de partidos en Navarra inusualmente alto en una Comunidad Autónoma en España, pero propio de este tipo de sistema de partidos, como analizaremos en otro artículo

dosnavarrasEl gráfico muestra la evolución agregada del voto, señalando en cada elección qué partidos he considerado como formantes de cada bloque (he tenido en cuenta todos los partidos por encima del 1% del voto que se posicionen con claridad en el eje identitario/territorial). La diferencia entre ambos segmentos llegó a un máximo de 53 puntos en las elecciones de 1995, pero desde entonces, y con excepción de 2003 cuando Batasuna no concurrió por haber sido ilegalizada, ha habido una tendencia de recorte de la diferencia de votos entre bloques. La tendencia se agudizó en las últimas elecciones forales, en las que los buenos resultados de Nafarroa Bai y Bildu y el descenso de 10% en el voto a partidos constitucionalistas redujo la diferencia al 30%. Más que de un cambio sociológico significativo, la tendencia parece ser resultado de la construcción de alternativas políticas viables y atractivas para el electorado abertzale, además del acusado desgaste de los partidos constitucionalistas, en especial del PSN. Aun así, algo parece estar cambiando en el sistema de partidos navarro y las elecciones del 24 de mayo seguramente añadirán complejidad al panorama.

Las dos Navarras en mapas

Por otro lado, la segmentación política tiene una clara distribución geográfica norte-sur, como muestra el mapa que encabeza el artículo. En color tierra se muestran los municipios en los que el bloque constitucionalista consiguió más votos que el soberanista (más oscuro si obtuvieron más del 60% de los votos, y más claro si menos), y en color verde las mayorías soberanistas. El mapa es elocuente: toda la ribera del Ebro tiene un comportamiento electoral parecido al de las comunidades autónomas vecinas (La Rioja y Aragón), y en prácticamente todos los municipios la suma de UPN, PSN, PP y CDN representa más del 60% de los votos, llegando en muchos casos al 80% y hasta el 90%; la zona media presenta mayorías constitucionalistas también, pero con menor diferencia; mientras que los valles pirenaicos y todo el Norte (la frontera de la sierra de Urbasa, en gris en el mapa, es tajante) son territorio de los partidos soberanistas, con mayorías equivalentes. La división norte-sur es aún más evidente en los siguientes mapas, que muestran las mayorías de uno y otro bloque, en tramos de 20% de los votos:

Mapa Elecciones 2011, voto soberanista voto constitucionalista, las dos navarras

Aunque nuestra hipótesis es que el reciente recorte de la distancia entre bloques tiene que ver más con causas políticas que sociales, la evolución de la distribución geográfica del voto sí puede que tenga correlación con otros fenómenos sociodemográficos, en especial el progreso del uso del euskera en Navarra. El pasado enero el Gobierno de Navarra presentó el interesantísimo Mapa Sociolingüístico de Navarra 1991-2011, elaborado por Euskarabidea, el Instituto Navarro del Euskera. Aunque el informe no es muy atractivo desde el punto de vista gráfico, presenta tres mapas que comparan el porcentaje de vascoparlantes por municipio en tres fechas -1991, 1999 y 2011-, y que muestran un avance hacia el sur de la línea del bilingüismo en navarra y su consolidación en los valles pirenaicos:

Mapa sociolingüístico de Navarra
He hecho tres mapas equivalentes con los resultados electorales de los dos bloques por municipio en las elecciones de 1991, 2011 y 2011:

Evolución sociolingüistica y voto soberanista en Navarra 1991-2011
La correlación entre ambos fenómenos es evidente y muestra que los cambios sociolingüisticos y políticos en los últimos 25 años han discurrido en paralelo, dibujando una línea divisoria cada vez más meridional: tanto el uso del euskera como el voto soberanista se han reforzado en el norte y han avanzado en los últimos años hacia la zona media de la comunidad. Las relaciones causales entre ambos fenómenos y su contextualización en una explicación más compleja merecen estudiarse con más detenimiento, pero por el momento, y sorprendentemente, el Instituto Navarro de Estadística y el portal de Datos Abiertos de Navarra no ofrece los datos de uso del euskera desagregados por municipio y en formato reutilizable (si conocéis algún set de datos público al respecto, o algún estudio sobre el tema, no dudéis en contactar), así que de momento lo dejo aquí.

Un buen ejemplo de esa zona media cada vez más bilingüe es Pamplona, donde la distribución del voto a cada uno de los bloques por barrios es muy interesante:

Pamplona - Voto soberanista y voto constitucionalista, Elecciones Autonómicas 2011

Aunque no se puede hablar de dos Pamplonas, la distribución del voto es significativa: predominio del bloque constitucionalista en casi toda la ciudad, con porcentajes superiores al 60% en los ensanches, Iturrama y San Juan; y fuerte presencia de los partidos soberanistas en el Casco Viejo, la Rochapea, la Chantrea y Mendillorri. Más datos sobre las elecciones de 2011 en Pamplona aquí.

El hecho de que Navarra presente un sistema de partidos basado en la competición electoral en dos ejes (ideológico e identitario/territorial) tiene consecuencias en todos los ámbitos de la vida política de la comunidad, en especial en las estrategias de movilización que usan los partidos, en el número de partidos que forman el sistema y en el tipo de ejecutivos y coaliciones de gobierno que se forman. La relación de este eje ideológico con factores sociodemográficos y sociolingüísticos y el efecto catalizador que tuvo, y en cierta medida sigue teniendo, la actitud de los partidos y los votantes hacia el terrorismo de ETA, han hecho que las fronteras entre segmentos fueran altas y que sea más fácil el trasvase de votos dentro de cada segmento que entre segmentos. Para futuras entradas quedan muchas preguntas que podrían profundizar en esta introducción: ¿son los votantes de IU más constitucionalistas o soberanistas? ¿Recibió el CDN, en sus momentos álgidos, votos de parte del electorado natural del soberanismo? ¿Es Podemos un partido transversal o su electorado tiende más hacia alguno de los dos segmentos? ¿Cuáles fueron las condiciones para un gobierno de coalición transversal como el de Javier Otano en 1995 y por qué no se produjo una coalición así en 2007 o 2011? ¿Prefieren los ciudadanos un gobierno de segmento o un gobierno transversal?

Los datos usados para los mapas de Navarra se pueden descargar y reutilizar (con atribución) aquí. Los datos están trabajados sobre los set de datos del Portal de Open Data de Navarra. Los datos del gráfico son estos, a partir de los datos de resultados electorales de la web del Parlamento de Navarra. Los mapas los hecho con QGis y Mapbox, ambos gratuitos, y el gráfico con la librería ggplot2 para R, programa gratuito y de código abierto.

ComparteTweet about this on TwitterShare on Facebook0Email this to someoneShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *