Elecciones al Parlamento de Navarra 2015: primeras claves para el análisis

comments 2
Elecciones 2015
Histórico elecciones Navarra 1979-2015 UPN PSN PP Bildu Geroa Bai Podemos I-E
Las elecciones del 24M han sacudido el sistema político español: dos nuevas fuerzas políticas entran en todos los parlamentos autonómicos, ningún partido tendrá mayoría absoluta para formar gobiernos y plataformas ciudadanas de izquierdas gobernarán en al menos 5 capitales de provincia. Navarra no ha sido ajena al terremoto: UPN fue el partido más votado, pero con sus peores resultados desde 1987, el PSN tocó su suelo electoral, Geroa Bai y Bildu sumaron el mayor porcentaje de votos soberanistas de la historia electoral navarra y Podemos irrumpió en el Parlamento como cuarta fuerza, por encima del PSN. Aún con la resaca de una noche llena de datos, aquí van algunos apuntes para un primer análisis, para ir desarrollando en las próximas semanas.

7 partidos para 50 escaños y varias mayorías posibles. En las próximas semanas veremos configurarse las alianzas que decidirán el próximo gobierno. El bloque constitucionalista (UPN-PSN-PP) suma 24 escaños, dos por debajo de la mayoría absoluta. El bloque del “cambio” (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos y Izquierda-Ezquerra) tiene los números (26 escaños), pero aún queda mucho por negociar. El PSN acaricia la opción sin Bildu (Geroa Bai, Podemos, PSN y I-E, 25), con menos costes políticos también para Podemos, aunque Bildu no va a renunciar a gobernar, ahora que por fin están tan cerca. El hecho de que Geroa Bai haya quedado segunda facilita una coalición alternativa y confirma un hecho excepcional en la política navarra: una coalición formada por un partido minoritario en Navarra (PNV) y por independientes, sin apenas músculo de partido tradicional, ha superado a todas las alternativas de la oposición, que tenían mucha más estructura de partido. Sin duda el hecho de que Uxue Barkos, de perfil moderado, sea la segunda líder mejor valorada desde 1995 ha tirado hacia arriba los resultados del partido.

Ciudadanos se quedó sin entrar al Parlamento (por un 0,06% de los votos y mantuvo viva la emoción hasta el 90% del recuento), arrastrado por una desastrosa última semana de campaña, y privó a UPN de otro posible socio-flotador. Pero el partido regionalista se ha visto definitivamente arrastrado por una marea de cambio que lo aparta del centro político de la comunidad. El PSN obtiene los peores resultados de la historia, continuando la tendencia a la baja que empezó en 2011. Parece haber encontrado su suelo, pero recuperar el espacio político perdido parece ahora misión imposible. Un PP estancado no logró capitalizar la bajada de UPN, e Izquierda-Ezquerra sufrió el mordisco de Podemos pero sobrevive con 2 escaños. El fenómeno Podemos obtuvo 7 escaños, en la mejor entrada en el Parlamento de un partido nuevo desde la de CDN en 1995, y podría incluso entrar en el gobierno.

Continúa la división Norte-Sur

Donde no hubo sorpresas es en la distribución territorial del voto a los principales partidos. Se mantiene la división Norte-Sur que ha caracterizado la segmentación del voto (soberanista-constitucionalista) en Navarra. La debacle del PSN ha supuesto una retirada a sus feudos de la Ribera, exagerando mucho más el tradicional sesgo territorial. Por su parte, los buenos resultados de Geroa Bai y Bildu hacen descender aún más la frontera meridional de su ámbito electoral. Sí que es excepcional la distribución homogénea del voto de Podemos, ligeramente superior en la zona media y la Cuenca, pero con aceptables resultados en el resto, superando así una brecha geográfica que parecía insalvable para cualquier partido por encima del 10% de los votos. ¿Es Podemos un partido transversal en cuanto a la identidad territorial de sus votantes? Buena pregunta para hacerle a la encuesta post-electoral del CIS.

Elecciones autonómicas Parlamento de Navarra 2015 Distribución geográfica del voto UPN PSN Geroa Bai EH Bildu Podemos

La participación no hizo historia

Desde muchos medios se alentó la idea de que la participación electoral prometía ser histórica, incluso por encima del récord del 74% en 2007. Algunas encuestas asumían incluso un 76%, una cifra que no parecía corresponderse con el nivel de movilización y con la tendencia histórica. Finalmente, la participación subió pero se trató más de una regresión a la media después del bajón contra-cíclico de 2011, que de una movilización excepcional (al final, a pesar del interés suscitado por las elecciones, la participación sólo subió en Cataluña, Madrid, País Vasco y Navarra, pero es que ya fue excepcionalmente alta en 2011). Con la excepción de 2007, este 71,3 % de participación es el dato más alto desde 1987, lo que parece demostrar que 2011 fue, más que un cambio de tendencia, una reacción puntual de apatía y frustración.

Participación Navarra elecciones 24M 2015

¿Acertaron las encuestas?

La imprecisión de las encuestas es un tema recurrente en tertulias y casi un tópico periodístico. Pero lo cierto es que esta vez en Navarra la media ponderada de las 7 encuestas publicadas en los medios entre marzo y mayo estuvo bastante cerca del resultado final, con desviaciones inferiores al 3%. Casi todas las encuestas, salvo la de CIES para Diario de Navarra, exageraron la caída de UPN, y todas sobreestimaron el espacio político de la derecha constitucionalista, sobre todo de Ciudadanos. Está claro que la tendencia al alza de Ciudadanos en toda España alimentó un efecto demoscópico exagerado, que se desinfló ligeramente en toda España. En Navarra además, varios errores en la última semana de campaña (indetectable ya en las encuestas) pincharon las expectativas del partido aspirante. La encuesta de Gizaker para Diario de Noticias fue la única en predecir la segunda posición de Geroa Bai, y todas las encuestas sistemáticamente agudizaron la caída del PSN, que fue finalmente más suave. La encuesta que más falló fue la pre-electoral del CIS, que con un 20%-19% entre UPN y Podemos jugó a la ciencia ficción.

Encuestas elecciones Navarra - desviación

El Parlamento más fragmentado desde 1979

La fragmentación (o pluralidad, según se mire) del Parlamento se ha convertido en un tópico de la campaña. Aunque Ciudadanos se ha quedado fuera finalmente, el nuevo Parlamento de Navarra tendrá 7 partidos, una de las cifras más altas de su historia, aunque, como recordaba Ibai Fernández en Diario de Noticias, no se trata de una cifra excepcional. Sin embargo, si analizamos el número efectivo de partidos, un índice estandarizado que crearon los politólogos Laakso y Taagepera (que no mide el número absoluto de partidos, sino su peso relativo en el sistema, lo que permite comparaciones entre elecciones y entre sistemas de partidos), estas elecciones arrojan el sistema de partidos más fragmentado desde 1979, con un índice de 6,13 partidos efectivos y de 5,25 partidos parlamentarios efectivos. En una entrada más adelante analizaré este índice en comparación con el resto de elecciones y de comunidades autónomas.

En definitiva, unas elecciones apasionantes e inagotables en el análisis. Más claves en futuras entradas.

Los datos de las elecciones al Parlamento de Navarra por municipio y mesa electoral están disponibles en la app que el Gobierno de Navarra ha puesto a disposición de los ciudadanos. Basta con instalarla y exportar los datos en Excel y OpenOffice para empezar a explotarlos. Los datos de participación y de encuestas ya están disponibles para reutilización en otras entradas enlazadas en el artículo. Los datos de resultados históricos se pueden descargar aquí en csv para reutilizar. Los gráficos están hechos, como habitualmente, con la biblioteca ggplot2 para R (histórico y participación) y con plot.ly (encuestas). Los mapas con QGis y Mapbox. Todas estas aplicaciones son gratuitas.

ComparteTweet about this on TwitterShare on Facebook16Email this to someoneShare on Google+0Pin on Pinterest0Share on LinkedIn0

2 Comments

  1. Iosu says

    Zorionak!! Un trabajo muy bueno. A mi me ha llamado la atención dos cosas: los partidos pro règimen (contando ciudadanos y upyd) han sacado más votos que los pro cambio; y la diferencia de votos a bildu para los ayuntamientos y los que luego han sacado para el parlamento.

    • URNAvarra says

      Pues es verdad, no lo había calculado: 160.859 votos para UPN-PSN-PP-Ciudadanos-UPyD y 159.120 para Geroa Bai-Bildu-Podemos-IE. Aunque si contamos UPyD entre los primeros, también deberíamos contar Equo entre los segundos, y sus 2.132 votos harían que el bloque alternativo tuviera más votos. La clave, de todos modos, ha sido que Ciudadanos no ha entrado en el Parlamento, por quedarse al borde de la barrera del 3%. Si lo hubiera hecho no habría mayoría pro-cambio en el Parlamento.

      La diferencia de votos a Bildu en autonómicas y municipales es muy interesante. Voy a escribir un artículo sobre eso en breve ;)

      Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *